¿Que te dice mas una palabra o un gesto?

martes, 13 de julio de 2010

INTERPRETAR EL LENGUAJE CORPORAL SEXUAL


RESPIRACIÓN RÁPIDA

Cuando una mujer entra en la fase física de excitación, su respiración se acelera, inspirando y expirando rápidamente. Esta respiración puede estar acompañada de algunos gemidos involuntarios que son provocados por el aire que sale y pasa por las cuerdas vocales. Su ritmo cardíaco aumenta preparando su cuerpo para el orgasmo, requiriendo de más oxígeno. Si escuchas que su respiración se va acelerando, estás haciendo las cosas bien: su cuerpo te está diciendo que está excitándose. Pero si respira normalmente luego de haber tenido “un gran orgasmo” podría estar engañándote.

RETORCIMIENTO Y MOVIMIENTO CORPORAL

Si tu novia o esposa curva los dedos de sus pies y dobla su cuerpo contra ti, probablemente ella esté disfrutando mucho el momento. Moverse y empujarse contra ti significa que realmente está viviendo la situación. Si esto no pasa, hay algo que está fallando: intenta cambiar de postura o deja de entrar en ella y recomienza a excitarla usando tu lengua o manos y ve cómo evoluciona su lenguaje corporal desde ese momento.

ELEVACIÓN DE CADERA


Cuando su pelvis va a tu encuentro cuando entras en ella, estás haciendo las cosas bien. En general, si ella se mueve complementando tus movimientos y en forma coordinada contigo está disfrutando mucho el momento. Puede decirse que el buen sexo en general es sincronizado, ya que es de esa manera que nuestros cuerpos producen un orgasmo (los movimientos repetidos hechos en forma correcta llevan a uno y otro al clímax). El detalle aquí está en encontrar la forma y el punto correcto, que por suerte no son pocos. Si su cadera no te da el encuentro, su cuerpo está queriendo decirte que ella necesita algo más, así que cambia de postura y ve cómo ella responde.

BRAZOS EXTENDIDOS

Si ella mantiene los brazos pegados a su cuerpo puede que no se sienta lo suficientemente cómoda para abandonarse al momento. Sus brazos pueden estar rodeándote, en tu pecho, sobre su cabeza… en donde sea, menos pegados a su propio cuerpo. Hay excepciones, como cuando ella está arriba y necesita apoyarse en ti o en la cama para mantener el equilibrio (y sus brazos podrían estar pegados a su cuerpo. En este caso, observa otras señales). Si ella está preocupada cubriéndose o preocupándose de dónde están sus brazos, algo está pasando. Si sus brazos están extendidos o cogiendo las sábanas, su cuerpo te está diciendo que estás donde debes estar y que ella está cómoda (y disfrutando).

0 comentarios:

Publicar un comentario